Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ezker’

…viene de (i): Peste en tEBas.

Edipo pronuncia un bando solemne en el que conjura a todo el pueblo tEBano a que colabore en el esclarecimiento del crimen, pidiendo el destierro sin compasión del asesino y el castigo de los dioses para quien se atreviera a ayudarlo. Edipo y el coro de ancianos tebanos confían en que el adivino Tiresias lo aclare todo.

Cuando llega Tiresias, se produce un diálogo, entre Edipo y éste que degenera en un enfrentamiento, en el que ambos se insultan; ante las palabras del adivino, que dice que Edipo está directamente implicado en el asesinato, (aunque Tiresias al principio no quería hablar sobre lo que sabía, al verse insultado por Edipo como sucio traidor decide hablar en frente de todos los presentes todo lo que sabía, o sea, acusándolo rotundamente de ser la causa de tantas desgracias). Edipo interpreta que se trata de una conspiración del anciano y de Creonte.

Tiresias, antes de despedirse, emite confusas predicciones. Señala a Edipo que pesa sobre él una maldición. Acerca del asesino de Layo dice que éste se encuentra cerca, que se cree que es extranjero pero se demostrará que es tEBano, que será privado de la vista y exiliado; que será a la vez hermano y padre de sus propios hijos, hijo y esposo de su madre y asesino de su padre. Esas declaraciones envenenan más su locura.

Continuará…

Read Full Post »

Edipo, rey de tEBas, se dirige a una muchedumbre de ciudadanos, encabezados por un sacerdote, que se ha congregado para pedir ante el altar de los dioses remedio a la peste que asola la ciudad de tEBas. Para conocer las causas de esta desgracia, el propio Edipo ha mandado a su cuñado Creonte a consultar el oráculo de Delfos para saber cuál es el origen de la peste que azota a la ciudad de tEBas. La respuesta del oráculo es que dicha peste se debe a que no se ha vengado convenientemente la muerte de Layo, el rey anterior: su sangre derramada amenaza con destruir a la ciudad hasta que se encuentre y se castigue a los asesinos.

Edipo pronuncia un bando solemne en el que conjura a todo el pueblo tebano a que colabore en el esclarecimiento del crimen, pidiendo el destierro sin compasión del asesino y el castigo de los dioses para quien se atreviera a ayudarlo. Edipo y el coro de ancianos tEBanos confían en que el adivino Tiresias lo aclare todo.

Continuará…

Read Full Post »

I.- El telón.

II.- La rosa o la gaviota.

III.- La hoz y el martillo.

IV.- El pan y el circo.

V.- Las 10 sandías.

#1: Revolucionar o morir

#2: Renovar el compromiso.

#3: La juventud…

#4: El límite verde…

#5: Sus crisis…

#6: La verdad cabrea

#7: Otra identidad…

#8: Guerrilla y resistencia.

#9: Internet: nuestra sede.

.

9.- Internet: nuestra sede.

Hace muchos años, un parlamentario comunista invitó a un joven aprendiz del partido a la cámara legislativa y después de que éste quedara boquiabierto por el esplendor del aparato y la complejidad de la institución, le dijo al oído: “La lección que debes aprender hoy es que todo esto que has visto, no sirve para nada”. Y era cierto, el cambio social no vendrá de las urnas sino que acabara en ellas. La revolución no se hace en los parlamentos, sino fuera de ellos. Es allí donde debemos trabajar. No debemos encerrados en los despachos de los grupos institucionales y ahogarnos en sus toneladas de burocracia vacía.

(más…)

Read Full Post »

I.- El telón.

II.- La rosa o la gaviota.

III.- La hoz y el martillo.

IV.- El pan y el circo.

V.- Las 10 sandías.

#1: Revolucionar o morir

#2: Renovar el compromiso.

#3: La juventud…

#4: El límite verde…

#5: Sus crisis…

#6: La verdad cabrea

#7: Otra identidad…

#8: Guerrilla y resistencia.

#9: Internet: nuestra sede.

.

8.- Guerrilla y resistencia.

Como decía una libertaria de cómic sudamericana, una pulga no puede picar a una locomotora, pero puede llenar de ronchas al maquinista.

Es evidente que las probabilidades de una opción antisistema de ganar unas elecciones escapan al más optimista. Entonces ¿porqué competir como ellos?, ¿porqué mimetizar sus organizaciones y sus campañas?.

No podemos pretender luchar contra Goliat a puñetazos, como él. Sino queremos acabar aplastados como una pulga, tenemos que buscar instrumentos que nos sirvan para evitar esa lucha en su campo y con sus reglas. Es evidente que todos los medios han de ser pacíficos, que no cívicos.

Esta forma de actuar esta plasmada en un  principio ecológico: pensar en lo global y actuar en lo local. Y este principio se debe trasladar a la forma de hacer política.

Las elecciones municipales son nuestro campo de batalla más idóneo. Es donde es más fácil destruir la escena. Porque es mayor el peso personal y el detalle local que el partido o que los colores. Es una lucha cercana, cuerpo a cuerpo. Ya no se trata tanto de los grandes titulares de prensa, sino de aceras y farolas.

Un filósofo del siglo pasado dijo que para alterar la vida, hay que alterar nuestra actitud frente a ella.

SIGUE: #9: Internet: nuestra sede.

Read Full Post »

I.- El telón.

II.- La rosa o la gaviota.

III.- La hoz y el martillo.

IV.- El pan y el circo.

V.- Las 10 sandías.

#1: Revolucionar o morir

#2: Renovar el compromiso.

#3: La juventud…

#4: El límite verde…

#5: Sus crisis…

#6: La verdad cabrea

#7: Otra identidad…

#8: Guerrilla y resistencia.

#9: Internet: nuestra sede.

.

7.- Otra identidad para otra forma de existir.

Un alto responsable de eb le dijo a uno de sus cargos públicos que no se debían hacer cosas demasiado raras o estrambóticas, porque entonces se podía poner en riesgo la formalidad y seriedad del partido frente al prestigioso  de los demás partidos. Pues bien, se trata precisamente de eso, de llamar la atención de aquellos que no quieran respetar este su tinglado. Porque sin deslealtad cívica no se puede combatir al sistema. Para las dictaduras y los imperios los revolucionarios y los rebeldes siempre les ha parecido unos payasos muy graciosotes. Para ser convencionales y formalistas están los demás. El respeto a nuestro proyecto dependerá de lo irrespetuosos que seamos con el sistema, o dicho de otra manera, si nos desviamos de su camino es que vamos por el buen camino.

(más…)

Read Full Post »

I.- El telón.

II.- La rosa o la gaviota.

III.- La hoz y el martillo.

IV.- El pan y el circo.

V.- Las 10 sandías.

#1: Revolucionar o morir

#2: Renovar el compromiso.

#3: La juventud…

#4: El límite verde…

#5: Sus crisis…

#6: La verdad cabrea

#7: Otra identidad…

#8: Guerrilla y resistencia.

#9: Internet: nuestra sede.

.

6.- La verdad cabrea

Tal y como sostiene el autor de “El silencio de los corderos”, la gente se decide a cambiar por tres motivos. Uno es que algo le duele de veras; otro cierto tipo de desesperación lenta, llamada hastío o aburrimiento; el tercero es el súbito descubrimiento de que cambiar es posible.

Tenemos que conseguir que la gente dolida, aburrida y que no lo sepa conozca la verdad y descubra que lo que ven no es lo único que hay, sino sólo lo que se les enseña.

El conocimiento y la denuncia son nuestras armas. La cultura nuestra aliada.

SIGUE: #7: Otra identidad…

Read Full Post »

I.- El telón.

 

II.- La rosa o la gaviota.

 

III.- La hoz y el martillo.

 

IV.- El pan y el circo.

 

V.- Las 10 sandías.

#1: Revolucionar o morir

#2: Renovar el compromiso.

#3: La juventud…

#4: El límite verde…

#5.- Sus crisis…

#6: La verdad cabrea

#7: Otra identidad…

#8: Guerrilla y resistencia.

#9: Internet: nuestra sede.

.

5.- Sus crisis, nuestra oportunidad

 

La misma avaricia humana que nos desterró del paraíso, que convirtió el sistema comunista en una dictadura, ha hecho ahora fracasar el sistema económico y financiero mundial. Y los cerebros del sistema no saben cómo reaccionar porque saben que no siendo un problema coyuntural, no serán ellos quienes destruyan la estructura que tanto les ha costado lograr.

Esta crisis de la progresión de la avaricia son su punto débil y nuestra mayor oportunidad para arremeter contra el sistema.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »